Saltar al contenido

Turquía anuda la Ruta de la Seda

6 noviembre, 2017
Presentación en Turquía Fuente La Vanguardia

Varias décadas después de que el Orient Express entrara en vía muerta, ahora es Turquía quien mira fascinada hacia su Oriente. La semana pasada se inauguró a bombo y platillo una línea de ferrocarril que redibuja los confines de Europa.

Turquía, Georgia y Azerbaiyán vuelven a estar unidas por un tren que se anuncia como el penúltimo eslabón de la nueva ruta de la seda. Un corredor que ha de facilitar el tránsito ferroviario de mercancías entre China y Occidente con un gran ahorro de tiempo respecto a las rutas marítimas.

Su trazado pone al Cáucaso y al mar Caspio al alcance de Europa, sorteando deliberadamente a Rusia y sus satélites. Es, de hecho, un calco del dibujado por el oleoducto de BP entre Bakú y Ceyhan, ya en funcionamiento. Significativo tanto por lo que recose como por lo que excluye. Por un lado, comunica Bakú y Tbilisi con la remota ciudad turca de Kars, desde donde hay trenes a Ankara o al Mediterráneo.

Leer la noticia completa

Fuente: La Vanguardia